Un equipo de trabajo es dónde todos tienen los mismos objetivos para la organización, empresa o emprendimiento. Es importante saber que cada uno de los integrantes del equipo tiene características o cualidades diferentes y que reaccionan diferente a las situaciones que se presenten.

Por esta razón, como líder del equipo, es fundamental conocerlos y saber sacar el potencial de cada uno de los integrantes de tu equipo de trabajo, para así llegar a ser más productivos y eficientes al momento de realizas los proyectos.

 

¿Cómo medimos la productividad en un equipo de trabajo?

Cómo una gran parte de las decisiones y situaciones en una organización o un equipo de trabajo, la productividad debe ser analizada por medio de los datos recogidos.

Para medir la productividad, debes tener en cuenta, cuantos productos o servicios realiza tu equipo de trabajo, y dividirlo entre el total de recursos utilizados.

Por ejemplo, si tú y tu equipo de trabajo realizan asesorías jurídicas, tienen 6 asesorías por día y por servicio cobran $300.000, y respecto a los recursos utilizados, aproximadamente están por $500.000.

La operación sería: (6*$300.000) / $500.000.  Por lo tanto, $1.800.000 de productos o servicios generados entre los $500.000 de recursos usados, da un total de $3.6.

El resultado de esta operación sería la productividad que hay en tu equipo. Sin embargo, deber tener otros factores en cuenta que influyen en recibido o generado, o los recursos usados. También deberías revisar datos anteriores para conocer si la productividad ha mejorado con el paso del tiempo, o por el contrario, ha bajado la productividad en tu equipo.

¿Qué sucede si en tu equipo ha bajado la productividad?

En caso que tu equipo de trabajo haya bajado la productividad y estén rindiendo menos que antes. Te damos algunos consejos para que mejores la productividad y el rendimiento den cada uno de los integrantes:

Brainstorming

Permite que todos en tu equipo aporten ideas en un brainstorming para conseguir los objetivos deseados. Esto aumentará la participación y el sentido de pertenencia de cada uno de ellos.

Identifica los puntos fuertes y las debilidades de cada trabajador

Conoce las características de tu equipo. Reconoce sus puntos fuertes y débiles para potenciar ambos. Ayúdalos a que identifiquen y mejoren sus debilidades, y no dejes de motivar sus fortalezas.

Favorece el trabajo en equipo

Permite que todos en tu equipo aporten ideas en un brainstorming para conseguir los objetivos deseados. Esto aumentará la participación y el sentido de pertenencia de cada uno de ellos.

Feedback constante con los empleados

Retroalimenta a los integrantes de tu equipo de trabajo para que cada uno sepa que cosas se están haciendo de manera correcta y en dónde hay que mejorar.

Permite la flexibilidad

Permite que tu equipo tenga un horario flexible, cómodo y adecuado, trabajando con todo lo que necesiten para que optimicen su trabajo y desempeño.

Para poder buscar la eficiencia y la concentración de tu equipo de trabajo, además de los anteriores consejos; te recomendamos que se reúnan en un espacio adecuado con lo que necesiten para que puedan trabajar y desarrollar todo su potencial y creatividad.

Si deseas tener más información sobre nuestro coworking, no dudes en contactarnos.