Los coworkings pueden ayudar a las empresas a la hora de regresar a trabajar de forma presencial. En esta época de crisis los coworking han demostrado que son una red de espacios de bienestar, innovación y productividad, enfocados en las necesidades actuales de las empresas y de sus empleados.

Todos estos espacios ofrecen opciones de uso por días, semanal o mensual, zonas flexibles, áreas privadas, salas de reuniones, membresías a la medida para su uso, 100% adaptables a las necesidades de empresas y personas.

El reto para las empresas hoy se enfoca no solo en la reducción de gastos en infraestructura, sino también en descentralizar la fuerza de trabajo, optando por lugares que respondan a las nuevas formas de trabajar y al desarrollo de sus colaboradores en distintos ámbitos, ofreciendo experiencias diferenciadoras.

Para muchas empresas, en estos momentos tener una oficina propia puede ser todo un lujo. Tienen que lidiar con altos costos por metro cuadrado, así como pago de servicios y gastos extras en redes seguras, infraestructura tecnológica y espacios de ocio son algunos de los factores a tener en cuenta si se busca abrir una oficina.

La flexibilidad y la seguridad es fundamental en este proceso de reactivación, no es necesario entrar a una oficina y comprar todo el mobiliario, hacer todos las adecuaciones, cuando ya todos estos servicios están a la mano. Por eso uno de los objetivos de los coworkings es acompañar a los empresarios y decirles que confíen en la flexibilidad, en el costo de los servicios que ofrecen y  en el  acercamiento con el ecosistema de emprendimiento e innovación.

También te puede interesar 6 ideas de eventos que conviene realizar en un coworking

Tener a tus empleados en un coworking te dará algunas ventajas: 

  1. Reducción de costos: En comparación con el modelo tradicional de tenerlos en una oficina  los coworkings se convierten en la alternativa más viable para las empresas, optar por estos espacios le asegura a las empresas un 25 por ciento de ahorro. 
  2. Trabajar en un coworking puede mejorar la imagen de tu negocio: A diferencia del home office, podrás recibir a clientes o proveedores en un ambiente profesional de trabajo e incluso recibirlos en las salas de reuniones de las que disponen estos espacios colaborativos. 
  3. Trabajar desde el coworking aumenta la productividad de tu equipo de trabajo: El ambiente de trabajo y actividad ayuda a ponernos manos a la obra y es más fácil separar la vida laboral y familiar en estos espacios que trabajando desde casa, ya que allí estás más atento a que no se pase el arroz que a tu trabajo.
  4. Administración de los recursos: hay un personal encargado de garantizar acceso a internet, energía, servicios públicos en general, recursos inmobiliarios, aseo y lo mejor es que todo ya viene incluido en el pago de recursos.
AHORRA MÁS TRABAJA MEJOR
Recibe PROMOCIONES y NOTICIAS de Colabs suscribiéndote a nuestro newsletter.
AHORRA MÁS TRABAJA MEJOR
Recibe PROMOCIONES y NOTICIAS de Colabs suscribiéndote a nuestro newsletter.